Cristina Alcantarilla
INFORMÁTICA & DISEÑADORA
Copias de Seguridad Bacula

Bacula es un conjunto de programas que permiten al administrador del sistema para gestionar copias de seguridad, recuperación y verificación de los datos a través de una red de ordenadores de diferentes tipos. Bacula también se puede ejecutar por completo en un solo ordenador y hacer copias de seguridad de los diferentes tipos de medios, incluyendo cinta y disco.

En términos técnicos, se trata de una red cliente / servidor de copia de seguridad, es relativamente fácil de usar y eficiente, al tiempo que ofrece muchas características avanzadas de gestión de almacenamiento que hacen que sea fácil de encontrar y recuperar archivos perdidos o dañados.

Debido a su diseño modular, Bacula es escalable desde pequeños sistemas informáticos individuales hasta sistemas que consisten en cientos de ordenadores situados en una red de gran tamaño.

Bacula se compone basicamente de 5 componentes:

Director: el mas importante de todos, supervisa los backups, recuperaciones y verificaciones. El director es quien planifica las tareas a realizar. El director se instala a modo de servicio.

Consola (Console): la consola es el programa que nos permite lanzar comandos sobre el resto de componentes, existen tanto consolas con modo texto o consolas con interfaz gráfico para GNOME y KDE.

Cliente (File Daemon): el cliente es un servicio que se instala en cada equipo que queremos hacer una copia de seguridad de sus datos. El cliente es específico para cada Sistema Operativo y se encarga de suministrar los ficheros cuando el director los pide. Existen clientes en Unix, Linux y en Windows.

Almacenamiento (Storage): el servicio de almacenamiento es el encargado de realizar el almacenamiento o recuperación de los datos al medio físico (disco duro, cintas, DVD’s, etc). En resumen, es el responsable de la lectura y escritura sobre los volúmenes físicos.

Monitor: el monitor nos permite saber cual es el estado de los distintos servicios como el director, almacenamiento o el cliente.

Instalando Bacula:

En los repositorios de Ubuntu se incluye Bacula. Lo primero que vamos a hacer es instalar un
servidor MySQL, y a crear una base de datos para Bacula, a la que llamaremos Bacula. Una vez
creada la base de datos, daremos permisos totales sobre ella a un usuario exclusivo para el servicio.
Podemos llamar a dicho usuario “baculaSQL”. Este usuario no tendrá ni siquiera una shell.

apt-get update
apt-get install mysql-server

En este momento tendremos que asignar una contraseña al usuario root de MySQL.
Finalemente, el asistente terminará, y MySQL estará instalado.
Accedemos a MySQL como administradores de la base de datos.
mysql -u root -p

Tendremos que introducir la contraseña decidida anteriormente.
Mysql> create database bacula;
Mysql> exit

Ya hemos terminado con MySQL. Ahora vamos a instalar Bacula.
apt-get install bacula

Durante el proceso de instalación nos preguntará sobre nuestras opciones de correo preferidas. Diremos que el correo se entrega localmente. Como nombre de dominio para el correo, podemos indicar algo como “bacula-server.local”.
También se nos pregunta sobre la base de datos. Se nos sugerirá la configuración del  paquete bacula-director-mysql, que pone en contacto el bacula-director con mysql.
Por defecto, el programa de configuración utilizará el usuario root@localhost para crear el usuario bacula@localhost y darle permisos sobre la base de datos “bacula”.
También se configurará automáticamente la parte relativa a la base de datos en el archivo bacula-dir.conf.
vi /etc/bacula/bacula-dir.conf

Si revisamos el archivo de configuración, veremos que hay muchas opciones a configurar para
adaptarlas a nuestro sistema. La primera consideración es la siguiente: los servicios serán accesibles desde la red. Por ello debemos cambiar las direcciones IP en el archivo “baculadir.conf”, así como en “bacula-sd.conf”, “bacula-fd.conf” y “bconsole.conf”.

– En el recurso Director:
DirAddress = 192.168.100.100
Esto mismo debemos hacerlo en los otros archivos de configuración
– En el recurso Catalog de “bacula-dir.conf”, debemos comprobar la forma en que Bacula accede a la base de datos. Los datos deben ser:
dbname = bacula; DB Address = localhost; dbuser = “bacula”;
dbpassword = “cualquier-cosa”

En este instante, Bacula ya sabe acceder a la base de datos.

NOTA: Si comprobamos que hubo algún problema con la base de datos (por ejemplo, que
está vacía) podemos recrearla editando el archivo /usr/share/baculadirector/make_mysql_tables. Modificamos el valor XXX_DBNAME_XXX por el nombre de la base de datos que creamos al principio: es decir “bacula”. Hecho esto, ejecutamos el siguiente comando:

/usr/share/bacula-director/make_mysql_tables -u bacula -p
Cuando nos pida la contraseña, introducimos la contraseña indicada en bacula-dir.conf.

Ahora ya se ha creado la base de datos para bacula. Podemos iniciar los demonios “baculadirector”, “bacula-sd” y “bacula-fd”
/etc/init.d/bacula-director restart
/etc/init.d/bacula-sd restart
 /etc/init.d/bacula-fd restart

Primera experiencia con la consola de bacula:

Para interactuar con Bacula, podemos usar la consola. Para ello, ejecutamos el siguiente comando:
bconsole
*
el símbolo * que muestra Bacula, es el prompt. Espera que metamos un comando. Por ejemplo,
el siguiente:
* status all
de este modo compruebo el estado de los componentes de bacula.

Se puede observar las  dos copias programadas (por defecto) en /etc/bacula/bacula-dir.conf. También puedo comprobar el estado de conectividad con los otros demonios.

Share Button

Deja un comentario